El 25 de noviembre es realizará una jornada formativa gratuita para personal municipal y usuarios.

 

El Ayuntamiento de Riba-roja ha completado esta semana la instalación de desfibriladores en todos sus edificios deportivos. El Estadio Municipal Roberto Gil, el Camp de Fútbol y el Trinquete Municipal ya disponen de nuevos dispositivos de emergencia, a fin de dar una respuesta rápida y adecuada ante cualquier emergencia cardiovascular.

Estos aparatos, indicados para casos de parada cardíaca, pérdida de conciencia y fibrilación ventricular, restablecen el ritmo cardíaco normal mediante la aplicación de una descarga eléctrica.

Los tres nuevos dispositivos se suman a los instalados en el Pabellón Municipal, el Complejo Deportivo La Mallà y el Polideportivo, que da servicio a las pistas polideportivas de tenis, pádel y la sala cubierta.

El regidor de Deportes y Promoción de la Salud, Javier García ha destacado la importancia de estos dispositivos “para garantizar la asistencia adecuada y urgente a los usuarios que puedan sufrir algún problema cardíaco cuando se encuentran en estas instalaciones”

Los desfibriladores están situados en el interior de las dependencias municipales, de tal forma que cualquier usuario que lo necesito en caso de emergencia pueda acceder a él, pero también podrá ser usado en caso de emergencia en el radio de ubicación de este.

 

El Ayuntamiento ha programado el 25 de noviembre una jornada formativa para los usuarios y personal de las instalaciones deportivas. Se realizará en el Complejo Deportivo de la Mallà, en dos sesiones por la mañana de 10 a 14 horas y por la tarde de 17.30 a 21.30 horas.

Cualquier persona interesada a asistir a este curso gratuito puede inscribirse en La Mallà.