La actividad física es una necesidad orgánica que, en principio, es beneficiosa para todas las personas y es una recomendación de las administraciones sanitarias y científicas como medio de lucha contra el sedentarismo y las enfermedades crónicas. A pesar de esto, a la hora de practicar ejercicio físico es necesario tener en cuenta las condiciones de seguridad para evitar los riesgos que lleva asociada su práctica y, así, hacerla satisfactoria. Por eso, se tendrían que llevar a cabo las siguientes indicaciones básicas:

  1. CONTROL MÉDICO
  • Tienes que realizarte un reconocimiento médico anual y/o una prueba de esfuerzo. Especialmente si has sufrido alguna enfermedad o alteración del sistema cardiovascular o metabólico. En este caso la supervisión médica sería imprescindible.
  • Si hay alguna variación sustancial en tu estado de salud, consulta a tu médico antes de iniciar o retomar tu práctica.
  • Si no te encuentras bien a causa de un malestar temporal, como un resfriado o fiebre, espera e encontrarte mejor para iniciar o retomar tu actividad.
  1. TIPO Y CARACTERÍSTICAS DE LA ACTIVIDAD
  • La actividad física para los niños/as y adolescentes tiene que ser diaria y tener una intensidad moderada y un carácter aeróbico y lúdico. Además realizar un ejercicio más intenso, al menos, tres veces a la semana puede contribuir a desarrollar los huesos y los músculos.
  • La actividad física para las personas adultas puede ser más prologada en el tiempo y con una intensidad moderada. Siendo la variación de la intensidad la que determine la duración de la práctica. El fortalecimiento de los grandes grupos musculares (tronco, brazos y piernas) tiene que llevarse a cabo, preferentemente, dos o más veces a la semana.
  • La actividad física para personas mayores tiene que tener un carácter aeróbico y recreativo, además, el esfuerzo tiene que ser de intensidad moderada. El objetivo principal que persigue la actividad física para este colectivo es poder mejorar de forma progresiva el equilibrio, la coordinación y las funciones motoras.
  • Asimismo, la mejor forma de iniciar la actividad física es haciéndolo de forma gradual, con una intensidad moderada, para ir incrementándola progresivamente.
  1. COLECTIVOS ESPECIALES
  • Personas con diversidad funcional: elige la actividad que mejor se adapte a tu patología o a tus necesidades y aprovéchate de los beneficios de la actividad física. Consúltalo con tu médico, fisiólogo o con un profesional de la actividad física y el deporte.
  • Mujeres embarazadas: el primer paso y más importante, es consultar con tu médico la intención de realizar cualquier actividad física para que esté controlada por este. Ante un embarazo desarrollado con normalidad, se recomienda una actividad física de intensidad baja o moderada, siempre que se tomen las precauciones debidas al estado de gestación. La actividad que mejor se adapta tus condiciones y capacidades es la matronatación (actividad exclusiva para embarazadas y para la recuperación posparto). Otro aspecto a tener en cuenta, es que cuando la gestación se encuentra avanzada (a partir del 5° mes), es muy importante que la intensidad y la frecuencia de la práctica se adapte a tus capacidades. Ante cualquier molestia o alteración, tienes que comunicarlo inmediatamente a tu monitor y acudir a tu médico.
  • Adultos sedentarios (todos aquellos que no realizan de forma habitual ningún tipo de actividad física y tienen trabajos poco activos): se aconseja que se revise el estado de salud mediante un control médico o prueba de esfuerzo para descartar cualquier problema o limitación que se pudiera encontrar. Inicia la actividad de forma gradual, con una intensidad moderada, para ir incrementándola progresivamente.
  • Personas mayores (3ª edad): es especialmente importante la revisión médica anual. Consulta con tu monitor el mejor modo de realizar ejercicios adaptados a tus capacidades y necesidades.
  1. OTROS ASPECTOS DE SEGURIDAD
  • Respeta las normas de uso de las instalaciones.
  • Comunica en el Punto de Información Deportiva de la instalación donde te encuentres cualquier situación o incidencia que observes. Te agradecemos tu colaboración para el óptimo mantenimiento de las instalaciones deportivas municipales.
  • Solicita cualquier aclaración que necesitas en el Punto de Información Deportiva de la instalación en cuestión.
  • Utiliza las taquillas disponibles para guardar bolsas, mochilas y objetos personales. Los Servicios Deportivos Municipales no se hacen responsables de las pérdidas o robos que se puedan ocasionar.